¿Por qué estudiar en Australia?

Australia ocupa el segundo lugar en la lista de países con mayor número de estudiantes internacionales, después de Estados Unidos (en 2016 se alcanzó la cifra más alta). En este país se encuentran 8 de las 100 mejores universidades de todo el mundo. Aquí puedes encontrar el ranking completo de 2017/2018 realizado por Times Higher Education University.

Estudiar en el continente australiano no solo supone asistir a cursos y escuelas de primera calidad, sino también acceder al mercado laboral de manera fácil. Hay que tener en cuenta que la universidad no es la única opción para aquellos que hayan terminado la educación secundaria, existen diversidad de cursos de formación especializada y cursos de inglés que ofrecen muy buenas oportunidades. A diferencia de los países europeos y de España, donde la gente joven lucha por encontrar trabajo, en Australia el 72% de los jóvenes encuentra un trabajo 4 meses después de terminar sus estudios superiores. Además, el salario inicial para los estudiantes suele ser más alto que un salario normal en España, lo que te permite mantenerte sin problemas económicamente.

Qué estudiar en Australia: tipos de cursos.

Lo normal al llegar a Australia es que tu prioridad sea mejorar el inglés tanto como sea posible, ya que manejar el idioma te va a ayudar tanto personal como profesionalmente. Existen multitud de cursos de inglés entre los que podrás elegir dependiendo de tu nivel y tus objetivos: desde cursos para principiantes (para aquellos que quieran empezar de cero o casi) hasta cursos de nivel avanzado (para aquellos que ya hablan inglés pero quieren mejorar su nivel); cursos de inglés de negocios, cursos para mejorar la pronunciación y el vocabulario, y cursos para obtener una certificación de idioma (IELTS, TOEFL, Cambridge), esencial tanto en el plano profesional como académico. La duración media de estos cursos es de 12 semanas, pero puedes elegir cursos más largos o más cortos según tus necesidades.

Sin embargo, también puede ocurrir que tengas un nivel de inglés alto y quieras enfocar tu formación hacia algo más profesional. En ese caso, puedes optar por un curso de formación especializada (VET): es un curso formativo que cuenta con un enfoque altamente práctico y cuyo objetivo es preparar a los estudiantes para desarrollar una profesión específica. Además, existen cursos VET para casi todos los sectores de empleo, por lo que será fácil encontrar uno que se ajuste al área que más te interese.

Australia también ofrece la posibilidad de estudiar en la universidad o hacer un posgrado, pero tienes que tener en cuenta que el proceso de admisión es exigente tanto en términos burocráticos como financieros, debido a que la formación universitaria en Australia es bastante cara. Aun así, es una opción más que puedes considerar ya que los estudiantes internacionales en la universidad son siempre bienvenidos.

Ten en cuenta que necesitarás una visa sea cual sea el curso que decidas estudiar.

Por ejemplo, la Work and Holiday Visa te permite estudiar un curso durante 4 meses y trabajar al mismo tiempo, sin límite de horas semanales. Sin embargo, para poder estudiar un curso de manera adecuada y sin límite de tiempo, el gobierno australiano ofrece el llamado visado de estudiante (Student Visa). Con este visado podrás permanecer en Australia tanto tiempo como dure tu curso, así como trabajar a tiempo parcial mientras estudies y a tiempo completo cuando estés de vacaciones.

¿Cuánto cuesta estudiar en Australia?

Estudiar en Australia supondrá un mayor o menor desembolso en función del curso elegido, la duración y la escuela.

Por ejemplo, los costes de un curso de inglés van a depender principalmente de su duración y del tipo de escuela que elijas.

Algo parecido pasa con los cursos vocacionales, pero además hay que tener en cuenta factores tales como el área de estudio (un curso de fitness no valdrá lo mismo que un curso de informática).

Sin lugar a dudas, la formación universitaria es la más cara, especialmente si se compara con los precios de las universidades españolas: ¡un año puede costar entre 18,000 y 45,000 dólares australianos! No obstante, una vez termines tu formación encontrarás infinidad de oportunidades en el ámbito profesional.

Aun así, si estás decidido a estudiar en una universidad australiana, debes tener en cuenta que puedes solicitar una beca con la que podrás ahorrar algo de dinero ya que cada año, el gobierno australiano proporciona becas para estudiantes internacionales.

Otra opción a tener en cuenta es comprobar si hay algún curso VET relacionado con el sector en el que te gustaría trabajar. Son mucho más baratos y requieren un compromiso mucho menor que la universidad, lo que significa que tendrás tiempo para trabajar a tiempo parcial mientras estudias.