Go Study Australia

Vito estudió un VET de Turismo en Australia y descubrió su gran pasión en la vida a la que ahora se dedica: el submarinismo

Además de vivir toda clase de aventuras en Australia y poder viajar por muchísimos más lugares (Tasmania, Tailandia, Filipinas, donde descubrió la pasión por el buceo, Nueva Zelanda, Myanmar, Taiwán, Vietnam, Indonesia, Maldivas o Sri Lanka), Vito consiguió estudiar lo que le gustaba y montar su propia empresa.

Se formó con un VET de Turismo y hoy gestiona su propia agencia de viajes a la vez que se dedica al submarinismo. Australia fue el capítulo más importante de su vida.

 

Hey! Yo soy
VITO
Año de nacimiento
1994
Procedencia
Madrid, España
Ciudad en Australia
Sydney y Gold Coast, Australia
Cursos
VET Turismo

Pequeña descripción sobre ti (edad, ciudad de nacimiento y donde has vivido, a qué te dedicabas antes de volar a Australia, estudios, trabajo, hobbies…)

Me llamo Vito, tengo 25 años, nací en Madrid, aunque mi infancia y adolescencia las pasé trotando entre Inglaterra e Italia ya que mi padre es londinense de familia siciliana.

Antes de volar a Australia vivía en Madrid y trabajaba en todo tipo de trabajos hosteleros y del sector comercial. Intentaba aplicar a la Policía Nacional sin tener claro qué era lo que quería, a la vez de intentar mantener el alquiler de un piso a muy duras penas. Por eso estudiar……jajajaj se quedó en Bachillerato.

Siempre me han encantado los instrumentos y lo que la música atrae socialmente, especialmente la guitarra. Pero como a muchos, me encantaba salir de fiesta y viajar por España; actividades de trekking, escalada… Que es a donde llegaba la economía.

¿Por qué decidiste ir a Australia? ¿Con qué edad y objetivos te fuiste? ¿Cómo fue tu experiencia y cuánto tiempo te quedaste allí?

Llegó un punto en el que las metas a largo plazo se estaban haciendo muy pesadas y todo estaba empezando a fallar. Pocos ingresos, no avanzaba en los estudios y me empecé a plantear si era el momento de deshacerme de todo y empezar una nueva vida cuanto antes.

Por lo que fui la oficina de Go Study por un anuncio online que vi y en una sola reunión, con un chico llamado David, de repente se me aclaró el horizonte.

Tarde exactamente 2 meses en cambiar mi vida. En septiembre de 2016, a la edad de 22 años, me encontraba en un vuelo hacia la otra cara del planeta. Matriculado en un curso de Turismo para 20 meses en Sydney (2 cursos de 9 meses + 2 extra de vacaciones). Seguido de otro año de visado en una ciudad distinta al terminar esta etapa.

Tiempo total en Australia: alrededor de 3 años y se hace muy corto, os lo puedo asegurar.

¿Cuál era tu meta (principal) a la hora de irte a Australia? Sólo puedes escoger una

DESCUBRIRME AL 100X100, una meta que desde el primer momento se fue cumpliendo a medida que avanzaba la experiencia. Y lo notas. Notas cómo vas adoptando una nueva forma de ver la vida que se acoge mucho más a tu persona. Esto lo provoca el lanzarse a la aventura. Y desde entonces no he podido parar de aceptar nuevos retos y desafíos.

Nunca me habría imaginado más de 10 minutos nadando en mar abierto y gracias a lo que me transmitió la naturaleza y al estilo de vida, ahora me dedico al submarinismo.

Dar esos pasos de confianza en Australia me animaron a viajar muy frecuentemente, por lo que ahora tengo mi propia agencia de viajes especializada en EXPERIENCIAS UNICAS. Y a medida, para adaptar las necesidades de cualquier viajero/aventurero y convertirlo en una experiencia inolvidable basándome en la experiencia. La agencia de viajes se llama Trippy Trekkers.

Cuéntanos alguna anécdota especial sobre tu experiencia en Australia

¡Bueno, anécdotas hay dos mil! Pero una que me impactó mucho fue casi nada mas llegar.

A los 3 meses de llegar a Sydney, mi buen amigo Dani, a quien le conocí allí, me propuso comprar unos vuelos a Tasmania. Y nos fuimos para allá con nada más que una tienda de campaña, un camping gas y una guitarra en un coche alquilado. ¡Qué preciosidad! Animales por todas partes, cascadas y bosques infinitos de eucaliptos, vacíos de gente, naturaleza en estado puro

Bueno, pues resulta que la primera noche acampando en lo alto de un lago se nos quedaron las llaves del coche encerradas en el maletero y el coche se cerró automáticamente con todas nuestras cosas, excepto la tienda de campaña, dentro. Y vino una tormenta… Dani salió corriendo a las 5 am a buscar ayuda pues esos vientos venían directamente de la Antártida y nos encontrábamos en una situación muy al límite. La tienda estaba inundada y las piquetas ya habían volado bien lejos…

Dani encontró una familia casi después de estar 1 hora buscando ayuda y ellos nos rescataron. Lo mejor de toda esta historia es que cuando nos llevaban de vuelta al aeropuerto (3 horas de distancia por los parques nacionales) para pedir un recambio de llaves, se pararon en medio de la carretera y nos dijeron que había una chica con una furgoneta que se ofrecía a ayudarnos.

Esta chica nos salvó la vida, nos ayudo con todas las gestiones, nos dejó descansar en su van mientras se fue a trabajar y al final del día nos llevó de vuelta a por nuestro coche. Pasamos tres días increíbles con su novio y sus amigos en la zona, así que todo fue para bien.

La aventura siguió, aunque de otra manera completamente inesperada. Y esto es lo que pasa en Australia: la amabilidad de la gente y la sintonía internacional hacen que cada día sea una aventura que no sabes a donde te dirige. Pero aun así te dejas llevar como por una corriente en el mar…

Dinos 3 cosas que te sorprendieron de Australia.

Uno: la mentalidad abierta que genera esta mezcla de culturas de todas las edades y la gente relacionándose en cada lugar/momento.

Dos: la facilidad económica general para cumplir propósitos a corto plazo como viajar desde Australia a otros países, ya sean asiáticos o Nueva Zelanda e islas del Pacífico…

Tres: el orden, la tranquilidad, la amabilidad de la gente acompañada de un respeto profundo y aceptación por los extranjeros como yo.

Haz en resumen de tu experiencia allí. Con qué te quedarías

En cuanto a mi experiencia por allí, yo venía de una guerra constante en el mundo laboral de España. Fue llegar a Australia y en cuestión de 3 días ya tenia trabajo fijo y una casa que compartía con más personas. Así que solo quedaba empezar a disfrutarlo todo. Por lo general, la facilidad de encontrar trabajo, incluso con la visa de estudiante, es inmensa. Hay tanta gente en tu misma situación que todo va rotando y resulta un sistema muy permisivo en cuanto a vacaciones y tiempo libre. No digo que todo sea fácil, pero sí me reitero en que con esfuerzo y determinación puedes conseguir, con mucha más facilidad que en España, todo lo que te plantees.

Al cabo de 2 semanas, ya tenía claro qué iba a ser de mi experiencia en este país: trabajar y estudiar entre semana. Los fines de semana o días libres iría a conocer las 1.000 y una playas de los alrededores. Y en cuanto acabara el trimestre de estudios: ¡A VIAJAR!

Para resumir, en 2 años trabajando y estudiando en Sydney pude conocer Tasmania, Tailandia, Filipinas (donde descubrí la pasión por mi profesión actual, el buceo), Nueva Zelanda, Myanmar… y de vuelta a España.

Y no solo eso, al volver a Madrid, ya tenia claro que iba a volver a Australia, pero esta vez con los objetivos más claros… Y encima, gracias a toda la experiencia de viaje y las historias que contaba a la gente una vez de vuelta, un amigo me ofreció unirme a su proyecto que consistía en una agencia de viajes online.

¡Tuve la oportunidad de llevarme conmigo a mi madre en un viajazo de 4 mil kms de costa este en una súper furgoneta. Poder compartir algo así con ella fue muy especial ya que la estás llevando hasta a las antípodas y ella quedó fascinada con el estilo de vida de este país!

El ultimo año de visado lo pasé en Gold Coast, siempre viviendo en la playa, desarrollando mi empresa, a la vez que un curso de submarinismo en una escuela internacional con mas de 100 estudiantes que compartían mi pasión por el mar. Claro, también seguí ampliando mis conocimientos musicales.

Y esa era la rutina durante un año: ¡Salir a bucear, y hacer barbacoas en la playa con música en directo y muy buen rollo! Por supuesto, trabajé en un par de sitios, pero se hace bien fácil de llevar.

Al terminar el curso, la facilidad de seguir viajando estaba presente y, aplicando online, conseguí unas practicas en un resort en las Filipinas por 2 meses donde me convertí en Instructor de Especialidades de PADI (submarinismo). Por no comentar el resto de los países que pude visitar como Taiwán, Vietnam, Indonesia, Maldivas, Sri Lanka…

Si hay algo con lo que me quedo es con la cantidad de amigos que hice en este período. No tiene precio y me llena de satisfacción reencontrarme con toda esta gente alrededor del mundo cada vez que surge la posibilidad.

No hay otro lugar como Australia porque…

Simplemente porque en ningún otro sitio puedes encontrar a tanta gente de todas partes del mundo que esté en tu misma situación. Y eso impulsa de gran manera una motivación muy necesaria y un acompañamiento constante de objetivos, prioridades y nuevas metas.

Y por descontado queda la variedad de fauna e increíbles playas australianas, que, hasta ahora, no he visto en ningún otro país del mundo, por muy exótico que parezca. Y todo eso acompañando de un estilo de vida fascinante como el australiano.

Vivir en Australia despertó en mí esa necesidad de viajar y conocer mundo que yacía dormida en mi anterior vida. Por lo que doy mil gracias a este maravilloso país.

Si cumpliste tu objetivo, ¿cómo podrías probarlo? ¿Tu trabajo actual, tu forma de vida, tus habilidades técnicas o sociales…?

Todo lo que no podía hacer en España, se hizo realidad en Australia.

-Aprobé el Diploma en Turismo y Viajes
-Conseguí los títulos oficiales desde Open Water hasta Divemaster (guía de buceo) + Instructor de Buceo en Filipinas.
-He terminado organizando viajes por el mundo gracias a la experiencia turística.
-Incluso tuve la oportunidad de dar mi primer concierto en vivo en Gold Coast con un compañero argentino.

Actualmente me encuentro en España preparando mi nueva escapada al Caribe o Centro América ya como Instructor de Buceo. También tengo mi agencia de viajes consolidada para seguir ampliando mis conocimientos turísticos.

¿En qué te ayudó Go Study Australia durante tu experiencia?

Con un par de visitas, Go Study supo analizar desde el primer momento el perfil de viajero/estudiante que iba a ser.

Estuvieron ahí en cada momento de dudas para ayudarme a elegir mi camino, aunque lo tuvieron bien fácil pues Australia en sí ya te va marcando la ruta.

¿Qué consejo darías a quienes estén pensando en vivir una aventura como la tuya en Australia? ¿La recomendarías?

QUE SE LEVANTEN DEL SOFA Y SE TIREN A LA PISCINA.

Este tipo de decisiones son las que nos hacen madurar como personas y vienen seguidas de todas estas experiencias y aventuras. Cada uno tendrá la suya propia, pero puedo asegurar que todas serán para bien y tendrán impacto en sus vidas de una manera positiva.

Si quieres conocer la historia de Karina, ella también descubrió en Australia que su gran pasión era el buceo. Y ahora se dedica a ello!