Go Study Australia

Álvaro y Aldara, recién casados y se van para Australia!: "No hay que seguir la vida que hace todo el mundo"

Recién casados, para celebrar su amor se fueron a Australia juntos! Les encanta viajar y se han propuesto ir al mayor número de países posibles. No estaban conformes con que sus vidas en Barcelona siguieran la dirección de la del resto de personas y decidieron irse a Sydney primero y después a Brisbane. “Es el Erasmus que nunca tuvimos”. 

“¡SIN DUDA! La aventura australiana es la mejor decisión de nuestras vidas”

Hey! Somos
ÁLVARO Y ALDARA
Año de nacimiento
1986 y 1988
Procedencia
Barcelona – España
Ciudad en Australia
Sydney y Brisbane, Australia
Cursos
English

Soy Aldara, tengo 29 años y soy de Barcelona. Estudié Ciencias Empresariales y Ciencias Económicas. Me gusta hacer trekking por Parques Naturales, Yoga, Acroyoga, Submarinismo, cocinar, bailar salsa y bachata… pero sin duda el mayor de todos es VIAJAR. Siempre que tenenos tiempo y dinero aprovechamos para escaparnos y conocer otros lugares por todo el mundo. José y yo nos hemos marcado el objetivo en la vida de visitar el máximo número de países posibles, ¡así que ya podemos tachar Australia y pensar en el siguiente!

Yo soy José Luis, tengo 31 años y también he vivido toda la vida en Barcelona, donde estudié Gestión Comercial y Marketing, y luego hice una diplomatura de Turismo, Ciencias Empresariales y Ciencias Económicas. Llevaba nueve años trabajando en una buena empresa de mi sector, hasta que decidí pedir una excedencia de dos años para mejorar mi inglés y poder vivir esta experiencia en Australia. Me encanta hacer trekking, ver fútbol y basket (sobretodo el Barça) y bailar salsa (aún me faltan muchas clases para poder llamar ‘salsa’ a lo que hago pero se hace lo que se puede… jeje). Algún día me gustaría dar la vuelta al mundo.

¿Cuándo y por qué decidisteis ir a Australia?

La idea nos rondaba en la cabeza desde hace muchos años (la primera vez que pedimos información fue en el año 2010) pero nuestro punto de inflexión fue junio de 2016, en nuestro segundo viaje a Cuba.

Durante esos 15 días nos replanteamos muchas cosas sobre nuestras vidas en Barcelona y nos dimos cuenta que la sociedad nos empuja a llevar vidas pre-diseñadas. «Una vez que tienes un buen trabajo tienes que mantenerlo para siempre”, “después de casarte has de tener hijos”, … Pero nosotros no estamos de acuerdo.

En el año 2015 nos casamos después de 10 años de relación y decidimos que antes de tener hijos debíamos disfrutar del “Erasmus” que nunca tuvimos ya que desde los 18 años estudiamos y trabajamos. Como siempre nos ha gustado mucho viajar, decidimos que en lugar de hacerlo por Europa (queda muy cerca), podíamos retomar la idea de ir a Australia un año y no quedarnos con la espina clavada de lo que pudo ser pero nunca fue.

Cuando preparamos nuestro viaje en Barcelona decidimos vivir los primeros tres meses en Sydney y los nueve meses restantes en Brisbane, así podríamos conocer diferentes partes del país.

¿Cuál era vuestro nivel de inglés al aterrizar en Australia? ¿Ha mejorado? ¿Cómo ha sido la evolución con el idioma?

Nosotros ya vinimos con una base. Aldara tenía un nivel Intermediate pero mucha vergüenza al hablar, y gracias al curso que hizo durante los dos primeros meses subió de nivel a Upper-Intermediate. Se soltó mucho a la hora de comunicarse con la gente y la ayudó a comprender mejor el acento aussie (que no tiene nada que ver con el americano o el british). José llegó a Sydney con un nivel upper-intermediate, pero necesitaba refrescar el vocabulario y la gramática que había perdido por no estudiar el idioma durante años. Igual que Aldara, estudió durante dos meses un curso de inglés y logró llegar al nivel Advanced.

¿A qué os dedicáis en Australia?

En Sydney, mientras estudiábamos inglés ambos estuvimos trabajando como casual en empresas de catering y, además, José trabajó montando y desmontando el escenario para el concierto de Guns N’ Roses.

Ahora en Brisbane seguimos trabajando en hospitality (restautación) para mantenernos, a la vez que lo combinamos con cursos vocacionales relacionados con nuestro sector: Aldara está haciendo un curso de Business en el centro de la ciudad y trabaja en un restaurante de cocina árabe a la vez que hace algunos caterings con una empresa de eventos. Y José está estudiando Leadership and Management y trabaja en la misma empresa de caterings que Aldara, pero también ha estado montando iluminación, equipos de sonido o video para los conciertos de artistas como Adele, Justin Bieber o 21 Pilots.

¿Cómo solventásteis los nervios del principio y los primeros pasos en Australia?

La verdad es que las semanas previas al viaje fueron caóticas porque estuvimos trabajando hasta el último día y de despedida en despedida con amigos y familia. Una vez llegamos a Sydney, tuvimos que hacer las gestiones de todo el mundo al llegar, pero las dos primeras semanas nos dedicamos a visitar la ciudad como turistas y adaptarnos al horario, ya que el jet lag convive contigo durante los 3 o 4 primeros días (más de un día creímos habernos quedado dormidos porque amanece muy temprano pero al mirar el reloj dijimos “OMG! las 5 de la mañana, a seguir durmiendo!”).


¿Cómo definirías a Australia como país para vivir?

Ya desde España nos atraía Australia por aquello de que está en la otra punta del mundo. Al llegar aquí te das cuenta de que el país es mucho más grande de lo que parece (¡los viajes en coche son eternos!), hay muchas oportunidades de trabajo pero hay que salir a buscarlo ya que la competencia es muy grande. Los australianos tienen un estilo de vida muy relajado, su frase favorita es: “No worries, mate! (sin preocupaciones, compi)”.

En general Australia es un país muy seguro. Puedes perder tu cartera, móvil, o llaves y probablemente alguien te los llevará a casa o a la policía. Hemos conocido muchos casos de pérdida de dinero, tarjetas de crédito, pasaportes o teléfonos y los han recuperado en pocos días.

¿Estáis probando cosas nuevas? ¿Habéis hecho surf? ¿Habéis disfrutado de alguna barbacoa en la playa? Contadnos cosas curiosas/inusuales que hayáis hecho u os hayan ocurrido.

Veníamos con tantas ganas de hacer cosas nuevas que la tercera semana nos fuimos de Surfcamp 3 días, vimos nuestra primera serpiente y convivimos con una gran araña en nuestro bungalow. Esos días nos sirvieron para aprender a mantenernos sobre la tabla de surf y para conocer a un montón de gente (sobretodo españoles jejeje) que a día de hoy son buenos amigos.

Si algo no le falta a este país son canguros, tiendas de botas Ugg y barbacoas eléctricas en lugares públicos. Las “barbies” (como llaman aquí a las barbacoas) son imprescindibles en su vida, cualquier excusa es buena para juntarse con familia o amigos y hacer una. Para nosotros, una de las cosas más surrealistas que hemos vivido aquí fue una macro “bbq”/ botellón en la playa de Coogee (Sydney) el día de Navidad con más de 10.000 personas con gorrito de Papa Noel.

Pero sin duda uno de los mejores días en Australia y hasta la fecha fue cuando fuimos a pasar tres días a Jervis Bay. El primer día nos estábamos bañando tranquilamente en la playa de arena más blanca del mundo y vimos pasar super cerca de la orilla a un grupo de delfines. Al rato, llegó un helicóptero que empezó a alertarnos de que saliéramos del agua que habían localizado a un Bull Shark (tiburón toro) merodeando por la orilla y por la tarde tuvimos la suerte de ver canguros salvajes en otra de las playas cercanas: uno tenía una cría en la bolsa! Amazing!

¿Qué es lo que más os ha sorprendido de Australia?

El coste del transporte público, alquiler de habitaciones o pisos, bebidas alcohólicas y tabaco, que son tres o cuatro veces más caros que en España. Aunque claro, el salario medio del país son 6.000 dólares australianos al mes, así que cuando empiezas a trabajar y cobrar en dólares todo cambia.

Otro aspecto a destacar es su forma de hablar. En Queensland y la zona del norte hablan con “la nariz” y el país en general tiende a acortar todas las palabras y muchas de ellas acabarlas en -ie. Ejemplos: Australian – “Aussie”, Brisbane – “Brissie”, Barbeque – “Barbie”, Christmas – “Chrissie”, “Breakfast” – “Brekkie”, Hello – “G’day”, Mc Donalds – “Maccas”, Mosquito – “Mozzie”, Vegetables – “Veggies”.

Lo que más nos ha sorprendido en positivo es que la gente siempre está dispuesta a ayudarte, varias veces hemos estado parados en la calle mirando el móvil y nos han preguntado si necesitábamos ayuda o estábamos perdidos.

Otra singularidad del país es que existen muchos restaurantes con un cartel en la entrada con la palabra BYO (bring your own bottle) en los que te puedes llevar tu propia botella de cerveza o vino.

¿Qué es lo que más echáis de menos de España? ¿Y lo que menos?

Definitivamente el JAMÓN!! Jajaja. Está claro que echamos de menos a la familia y amigos pero por suerte con las vídeollamadas hablamos y nos vemos casi cada día, así que la distancia parece menor. Otra cosa que echamos de menos es poder ir de tapas / copas con amigos sin dejarnos un ojo de la cara.

Lo que menos echamos en falta es nuestro estilo de vida, con prisas, estrés y monotonía que llevábamos en Barcelona. O encender la televisión y ver los telediarios que, noticia tras noticia, nos deprimían al ver todos los problemas que había en el país.

¿Habéis hecho turismo? ¿Qué es lo que más os ha gustado de lo que habéis visto hasta ahora en Australia?

Hemos hecho turismo, pero menos de lo que nos gustaría ya que nos hemos centrado en encontrar trabajo y ahorrar, ya que todo aquí es bastante caro. Básicamente hemos visitado la ciudad de Sydney y sus alrededores, la City y los principales suburbs, Blue Mountains, Jervis Bay y Royal National Park. También aprovechamos que teníamos que trasladarnos a Brisbane y alquilamos una caravana para poder visitar Byron Bay y Gold Coast.

Pero sin duda lo que más nos ha gustado hasta ahora, a pesar de ser un viaje de ida y vuelta el mismo día, fue cuando fuimos 12 amigos a Port Stephens. Es un lugar espectacular, tiene playas de agua cristalina y más de 30 km de dunas. Allí aprovechamos para hacer sandboard y vimos la mejor puesta de sol desde que llegamos aquí.

¿Habéis visitado nuestras oficinas de GO STUDY AUSTRALIA en Sydney, Brisbane, Melbourne o Perth? ¿En qué os han ayudado?

Lo primero que hicimos tanto al llegar a Sydney como a Brisbane fue ir a las oficinas de Go Study. En Sydney, Manel, Rocío y Laura nos ayudaron con todas las gestiones de los primeros días, nos aclararon dudas y nos dieron consejos. Asistimos a una job session para que nos asesoraran en la búsqueda de trabajo, fuimos a varios eventos en pubs para conocer a otros recién llegados y nos fuimos de surfcamp.

Cuando nos mudamos a Brisbane visitamos a Carlota para que nos orientara en el nuevo estado, hicimos otra jobsession para conocer la oferta laboral de la ciudad y fuimos a un evento para relacionarnos con otras personas que estaban viviendo nuestra aventura. No queremos dejar de agradecer a Nil (oficina de Barcelona) por todo su apoyo y ayuda durante la organización del viaje. Creemos que es la parte en la que más dudas y cambios te invaden. Gracias por su paciencia!

¿Está mereciendo la pena esta aventura y compensa el crecimiento personal que se vive?

¡SIN DUDA! La aventura australiana es la mejor decisión de nuestras vidas (aunque nosotros hayamos tardado un poco en tomarla, jejeje). Está claro que no es una decisión fácil y que debes sacrificar muchas cosas para venir aquí pero la experiencia que vives y la gente que conoces compensa todo lo que dejas atrás.

En más de una ocasión hemos comentado que este tipo de experiencias deberían ser “obligadas” para todos los jóvenes. En España no es muy común, pero aquí hemos conocido a varios europeos que un año antes de empezar la universidad se toman un curso “sabático” para vivir nuevas experiencias, mejorar el inglés o plantearse su futuro.

¿Qué consejo le daríais a otros jóvenes españoles que estén pensando en viajar a Australia? ¿Lo recomendaríais?

¡No lo pienses más y hazlo! La vida empieza donde acaba tu zona de confort; lo fácil es quedarte donde estás y continuar con tu rutina. Las experiencias que vives al viajar te hacen cambiar el punto de vista de muchas cosas y crecer como persona.

Si estás pensando en vivir en dos ciudades diferentes en Australia, nosotros sin duda te lo recomendamos porque nos está dando la posibilidad de conocer dos Estados muy diferentes.

Otra cosa de la que te darás cuenta aquí es que tu estado de ánimo, a veces, es como una montaña rusa. Al principio, habrá días que te sentirás con mucha energía, y otros, en los que te preguntarás qué haces aquí y tendrás ganas de volverte. No te preocupes, es normal, apóyate en la gente que te rodea y en el equipo de Go Study Australia y no te vengas abajo, tienes que luchar por tu sueño y ser persistente. Verás como en pocas semanas estarás adaptado y te sentirás mucho mejor.

¡Lo más importante es venir con “Good vibes”!

He estado en Sydney más de cuatro años, trabajando en la empresa Planet Entertaiment durante tres de ellos. Planet Entertaiment se encarga de proveer de equipamiento lúdico por todo el estado de New South Wales.

Primero empecé en un rol un poco menos importante, pero un año después, ya tuve un puesto mejor. Entonces apliqué a una visa 457 permanente. En la empresa yo soy el responsable eléctrico y supervisor de eventos al mando.

Tuve suerte de encontrar este trabajo gracias a un amigo y a Go Study, pero trabajé duro para poder mejorar y mantenerme allí.