Go Study Australia
Morriset Canguros ¿Qué es lo primero que nos viene a la cabeza cuando pensamos en Australia? Venga, no seáis mentirosillos: los canguros. No pasa nada por reconocerlo; lo mismo le pasa a los guiris cuando piensan en España, que solo ven toros, flamenco, paella y fiesta en Ibiza. No hay más, el ser humano es básico por naturaleza, hay que asumirlo. 👉🏄‍♀️ (SI QUIERES IR A AUSTRALIA, TE LO CONTAMOS TODO SOBRE TU AVENTURA EN LAS ANTÍPODAS) Es por ello os contamos uno de los secretos mejor guardados no muy lejos de Sydney: Jervis Bay, una espectacular bahía cerca de Sydney donde podréis disfrutar de los canguros en su hábitat natural y en libertad sin tener que pagar la entrada a un Zoo. Además, allí encontraréis también la playa con la arena más blanca del mundo: Hyams Beach. ¿No suena del todo mal, no? Os dejamos unos consejos para disfruta al máximo de Jervis Bay: 1)       La mejor forma de llegar desde Sydney es en coche. Son unas 3 horas aproximadamente pero las increíbles vistas que podrás disfrutar por la Grand Pacific Drive merecen mucho la pena. También puedes llegar en transporte público pero tardarás más tiempo. 2)       Una vez en Jervis Bay, comienza la verdadera aventura. Encontrar a los canguros no es fácil, pero aquí os cruzaréis con muchos y, os avisamos, éste es el momento en el que moriréis de amor y querréis sacaros fotos con cada uno de ellos. 3)       Es muy importante que no les deis de comer y respetéis su espacio. No podemos olvidar que son animales salvajes y, aunque no sean agresivos, pueden reaccionar de manera defensiva si los agobiamos demasiado. 4)       Cuando hayáis batido el récord de fotos con canguros en vuestro móviles y cámaras de fotos, estaréis listos para continuar la excursión con un baño y un poquito de relax en Hyams Beach, conocida como la playa con la arena más blanca del mundo. ¿Qué os parece? ¿Listos para vivir vuestro sueño de ver canguros en persona? Desde hace unos meses, Morisset Park, otro spot famoso para ver canguros en libertad, ha cerrado su acceso público, por lo que no se puede acceder al mismo hasta nuevo aviso del Gobierno de Australia.