Go Study Australia
Diana, toda una campeona que se ha hecho con Australia en tiempo récord: ¡acaba de conseguir la residencia después de solo un año desde que llegó al país! Tras entrar con visado de estudiante, como casi todo el mundo, esta joven natural de Barcelona ya tiene pleno derecho para trabajar, estudiar y vivir libremente por Australia. ¿Que cómo lo ha conseguido? Apostó fuerte por un destino no tan común como es Canberra y desde ahí se ha ganado a todo el mundo en la empresa de gimnasia en la que empezó a trabajar. Hasta está dando charlas de gimnasia por todo Australia. Para conocer más sobre la sorprendente vida de Diana en Australia, aquí os dejamos su historia.  

Cuéntanos de forma resumida quién eres: edad, ciudad de nacimiento, a qué te dedicabas antes de volar a Australia, estudios, trabajos, hobbies…

Me llamo Diana Mora Sierra y tengo 23 años, nací en Gerona pero vivía en Barcelona.
Soy entrenadora de gimnasia rítmica y gimnasia estética de grupo, llevo toda mi vida haciendo gimnasia y desde el año 2012 he estado compitiendo internacionalmente en gimnasia estética de grupo en el club INEF Barcelona. Estudié el grado superior de deportes y soy entrenadora personal.

¡Toda una apasionada del deporte! ¿Entonces cuándo, cómo y por qué decidiste irte a Australia?¿A qué ciudad has ido a parar exactamente?

Desde bien pequeña decía que yo no queria vivir en España, que quería viajar por el mundo. Así que hace unos dos años empecé a enviar currículums por todo el mundo ofreciéndome como entrenadora de gimnasia rítmica, ya que ese año acababa los estudios y en mi equipo de gimnasia nos retirábamos de la competición. No tenía nada que me hiciera quedarme allí, asi que algunos clubes me contestaron que les interesaba pero el club de Australia fue el primero en contestarme y el que me ofrecía un contrato rápidamente; nunca pensé que podría ir a Australia por la dificultad para entrar en el país pero me puse a investigar junto con ellos a ver cómo lo podíamos hacer. Entonces se me ocurrió que podía ir a Australia con visado de estudiante y contacté con GO Study. La ciudad donde vivo es Canberra la capital australiana.

Así que tuviste mente viajera desde pequeñita. ¿Cómo fueron tus primeros sentimientos al llegar? La llegada al aeropuerto, el acento australiano… ¿Cómo te desenvolviste con todo aquello?

Cuando llegué a Australia... no me lo creía, ¡estaba súper emocionada! Mi club de gimnasia me recibió en el aeropuerto de Canberra con algunas gimnastas y las dos entrenadoras. Iban hasta con pancartas de bienvenida. Sinceramente, yo llegué allí sin saber hablar inglés... cuando empezaron a hablarme dije: "Dios, ¡no entiendo nada!". El acento de todas era muy, muy dificil de entender pero, bueno, yo sabía que sería duro aprender un idioma nuevo y no me frustré en ningún momento; simplemente aprendería con el día a día.

Tu proyección en Australia, por lo que nos cuentas, no puede ir mejor con tu dedicación a la gimnasia.

Actualmente me sigo dedicando en primer plano a entrenar a las niñas de gimnasia rítmica y, aparte, soy la única persona en Australia que ha hecho gimnasia estetica de grupo, que, afortunadamente, se está introduciendo en este país. Es por ello que voy haciendo masterclases y cursos para entrenadoras y gimnastas por Australia. Los primeros 3 meses estuve estudiando ingles pero ya no he vuelto a estudiar más.

Increíble. Te has hecho con Australia en un tiempo récord. ¿Por el tiempo que llevas allí, cómo definirías las antípodas como país para vivir?

¿Australia para vivir? Yo creo que es uno de los mejores paises, sinceramente. Hay muchísimo trabajo, muy buena economía... Aunque es un pais muy caro de primeras, para los australianos es muy fácil vivir y poder ahorrar. A mí me costó un poquito el poder estabilizarme pero ahora que ya soy residente tengo las cosas más fáciles.
Australia tiene todo tipo de climas, lo que es muy bueno a la hora de decidir dónde quieres vivir, y aparte la gente es muy amable, muy educada... Y luego la fauna, la vegetacion... son increíbles. ¡En Canberra se ven cada día canguros por todas partes! Y los pájaros son preciosos.

¡Nice! ¿Estás probando cosas típicas de un [email protected]? ¿Has hecho surf? ¿Has podido hacer alguna barbacoa?

¡¡Siii!! ¡Hice surf el primer día del año 2017! Me fui a pasar las Navidades a Gold Coast y fue increíble... Estoy enamorada de esa ciudad. Cuando hice surf el instructor nos avisó de las medusas y tiburones pero afortunadamente no pasó nada hahaha. Aquí en Canberra se hacen muchísimas barbacoas y he podido disfrutarlas, de hecho yo hice un par de barbacoas en mi casa y todo el mundo se apunta.

¿Qué es lo que más echas de menos de España? ¿Y lo que menos?

Lo que más echo de menos de España es la comida, las fiestas, la mentalidad abierta... No sé si hay algo que no eche de menos, pero si me dieran a elegir entre Australia o España, yo creo que me quedo con Australia.

Y qué hay de hacer turismo. ¿Qué has visto de Australia y qué es lo que más te ha gustado?

He viajado a Sydney, Melbourne, Gold Coast y la costa desde Ulladulla hacia abajo. Todas las ciudades me han impresionado muchísmo pero sin duda mi favorita es Gold Coast, por el estilo surfero, todo el mundo caminando con tablas de surf, todo el día en bikini... ¡me encanta!

¿Has visitado nuestras oficinas de GO STUDY AUSTRALIA ? ¿En qué te han ayudado?

No pude visitar las oficinas porque están en Sydney (y Melbourne, Brisbane y Perth) pero contacté con ellos para avisarles de que ya estaba por allí. Luego, antes de aplicar para el nuevo visado, hablé con ellos para pedir consejo de qué podía hacer o de si tenía que salir del país. Afortunadamente, no tuve ningún problema y me pude quedar aquí.

Ya para terminar, ¿qué consejo le darías a la gente que, como tú hace unos meses, está pensando en dar el paso de acabar en Australia?

Mi consejo es que sean valientes y luchen por lo que quieren, que nadie lo va ha hacer por ellos. Estudiar y trabajar en Australia es muy fácil y se puede compaginar sin problemas. Hagas lo que hagas en Australia, siempre estarás aprendiendo y disfrutando a la vez. ¡Es una experiencia increíble que vale muchísimo la pena!