Go Study Australia
¿De qué trabajar en Australia? Esa es una de las preguntas más frecuentes que todos los que vais para allá a vivir vuestra aventura vital nos preguntáis (al menos una vez, o doscientas en algunos casos). Como os explicamos siempre, a través de la Student Visa y de la Work&Holiday es posible trabajar en Australia. pero ¿de qué se puede trabajar para poder mantenerte en el país de los canguros? A continuación hacemos un resumen de las profesiones más frecuentadas por los jóvenes internacionales que llegan a las antípodas, sobre todo los que van con la visa de estudiante. ¡Atentos!:

Recibe toda la información sobre trabajar en Australia gratuitamente

1. Camarero/camarera

En Australia algunas de las profesiones más frecuentadas por los estudiantes internacionales se encuentran en el sector servicios. De esa manera es muy, muy habitual encontrar trabajo en un restaurante, bar, cafetería o lugar similar en el que poder empezar a ganar dinero en Australia. No hay que engañarse respecto a los prejuicios que tengamos sobre ser camarero, pues en las antípodas es un oficio por lo general bien pagado y permite mantenerse sin problemas a la vez que se estudia o aunque no se esté empleado a jornada completa. Recordemos que el salario mínimo en Australia es de casi 19 dólares la hora. Los pros y contras de esta profesión son: PROS: No está nada mal pagado y se practica mucho inglés mientras se trabaja. Además, nunca será un trabajo aburrido, siempre hay algo que hacer. CONTRAS: Algunas jornadas pueden ser cansadas y estresantes. Los clientes no siempre son todo lo educados que deberían.

2. Barista

¿No es lo mismo que ser [email protected]? Pues no. Los australianos son muy sibaritas con el café (les encanta, están todo el día bebiendo café) y por ello hay una profesión específica para quienes preparan el café: barista. El café puede servirse de muy diversas maneras y con adornos de lo más elaborado, por ello los buenos artesanos del café están muy bien valorados en Australia. De hecho, los cursos de barista son habituales en muchas escuelas y con un oficio como éste se podrá tener acceso a un sueldo bastante decente. Y quien dice preparar café, también puede hablar de cócteles u otro tipo de bebidas. PROS: Suele estar bien pagado, se practica inglés en el lugar de trabajo y la atmósfera suele ser dinámica y hasta divertida. CONTRAS:  Largas jornadas de trabajo y frecuentemente habrá que tratar con gente que ha bebido más de la cuenta.

3. Dependiente de tienda

Otro trabajo de los clásicos en Australia para nuestros estudiantes es dependiente en una tienda (store en inglés). Ya sea en una tienda de ropa o de otro producto, en Australia se necesita mano de obra en casi todos los sectores; el país es enorme y viven pocas personas (algo más de 20 millones), por lo que necesitan gente. Por ello no es infrecuente ver estudiantes internacionales en tiendas de textil, zapatillas, de venta de bebidas alcohólicas (allí se llaman bottleshops y son tienda específicas para vender alcohol), de deporte, de nutrición deportiva... La lista de estudiantes nuestros que han trabajado en tiendas de todo tipo es bastante larga. Por lo general, es un trabajo para el que se requiere un mínimo de nivel de inglés, puesto que hay interacción con el cliente. Además, gracias a la conversación con los clientes se puede mejorar el nivel muy pronto. eso sí, Una de las pegas de estos oficios es que hay que estar de pie bastantes horas. PROS: Horarios flexibles además de que se practica mucho inglés en el lugar de trabajo. CONTRAS: Se suele madrugar mucho en este tipo de trabajos, se pasa muchas horas de pie y no siempre está bien pagado.

4. Ayudante de cocina ('Kitchen hand')

También están por doquier los ayudantes de cocina en Australia. Con este trabajo uno se dedica a echar una mano cuando hay mucho jaleo en la cocina, a lavar platos y demás menaje, a preparar platos sencillos como hamburguesas, pizzas, ensaladas... Un poco de todo. PROS: No está del todo mal pagado y nunca te aburrirás en tu trabajo, porque siempre hay algo que hacer. CONTRAS: Tanto jaleo puede llegar a convertir este trabajo en muy cansado y, cuando más follón haya, puede ser estresante.

5. Cleaner

Muchos estudiantes empiezan trabajando como cleaners o limpiadores nada más aterrizar en las antípodas, hasta que pueden encontrar algo mejor. Una de las 'pegas' es que puede implicar horarios nocturnos y que habrá de lidiar con lugares no demasiado limpios. PROSNo hace falta tener un gran nivel de inglés para conseguir un trabajo de cleaner, además de no ser un oficio complicado en cuanto a los skills necesarios; simplemente hay que tener ganas para poder hacerlo bien. CONTRAS: Pueden hacerse mas horas de las que se debería, además de que puede implicar horarios nocturnos, lugares no muy limpios y apenas se practica el nivel de inglés mientras se trabaja.

6. Recepcionista

Muchos estudiantes internacionales encuentran trabajo como recepcionistas de un complejo de hoteles o en lugares similares. Puede ser un puesto enriquecedor dado que se puede llegar a perfeccionar mucho el nivel de inglés, así como que no es un trabajo con un desgaste físico enorme. Como recepcionista, tendrás que dedicarte a tareas administrativas, de reserva de habitaciones y trato y resolución de problemas con el cliente, principalmente. La profesionalidad de cara a los clientes y la puntualidad son muy importantes en este trabajo. PROS: Por lo general, es un trabajo con buenos salarios, buen horario y mucha interacción con personas de habla inglesa, lo que sirve para mejorar el nivel de inglés. CONTRAS: Algunas tareas administrativas pueden llegar a ser aburridas y hasta estresantes si la carga de trabajo es alta.

7. Construcción 

Ésta es otra de las opciones para los recién llegados cuando quieren ganar dinero fácil para empezar sufragar sus gastos iniciales. Muchas personas trabajan en la obra, ya sea como peón o haciendo demoliciones. PROS: Suele estar bien pagado y los horarios no son demasiado intempestivos, no se trabaja hasta muy tarde. CONTRAS: Hay que empezar a trabajar muy, muy pronto (al alba) por lo que los madrugones son una de las desventajas de este oficio. Ademas, el derroche físico trabajando en una obra suele ser importante.

8. Ventas / comercial

Aunque no es tan frecuente, algunas empresas o negocios se fijan en los estudiantes de fuera de Australia para realizar venta cara a cara, repartir flyers o actividades por el estilo. PROS: Trato con la gente y jornadas, por lo general, no muy largas de trabajo. Si la cosa va bien, el salario puede no estar nada mal. CONTRAS: Trabajar en la calle y permanecer de pie todo el rato; además aunque la gente en Australia es mas amable que en España con las personas que trabajan de cara al público, no deja de ser un poco molesto que alguien te aborde por la calle para tratar de venderte un producto.

9. Repartidor a domicilio

Otro de los grandes nichos en los que muchos estudiantes internacionales encuentran el oficio y dinero que necesitan para llevar una vida cómoda en Australia: repartidor a domicilio. Algunas de las empresas que más trabajo dan en el servicio a domicilio con Uber Eats o Deliveroo. El reparto puede hacerse en bici o moto u otro tipo de vehículo, siendo diferente la tarifa que se cobra en funcíón del medio de transporte que se utilice. No conviene menospreciar este tipo de trabajos o no considerarlos de inicio por ser demasiado incómodos. En Australia los sueldos son superiores a España y trabajando como repartidor uno puede vivir sin problemas. PROS: Horario flexible de trabajo y trabajar las horas y tiempo que cada uno elige en cada momento. CONTRAS Los trayectos para ir a recoger los pedidos y después entregarlos pueden llegar a ser largos e incómodos.

10. Mudanzas

Igual que la gente que trabaja en la obra, muchos jóvenes encuentran oportunidades en empresas que se dedican a organizar mudanzas. PROS: Puede llegar a esta bien pagado y es un trabajo casual, no tiene por qué significar ir todos los días a trabajar. CONTRAS: Puede ser exigente en cuanto al derroche físico que hay que emplear para realizar el trabajo.

11. Babysitting

Cuidadar niños (babysitting en Australia) es un trabajo muy recurrente para los jóvenes en Australia. No está nada mal pagado, por lo que muchos estudiantes los consideran la mejor opción para trabajar pocas horas a la semana (en Australia se cobra sueldo semanal, recordad) y ganar un dinero extra. PROS: Depende del lugar donde se trabaje, claro, pero los sueldos no están mal y se puede ganar un buen dinero empleando pocas horas. CONTRAS: El desplazamiento hasta el lugar de trabajo en ocasiones puede ocupar mucho tiempo (las distancias en Australia son muy largas) y los niños no siempre son todo lo dóciles que nos gustaría.

11. Prácticas en un trabajo cualificado

Y, por qué no, también hay casos de estudiantes que encuentran un trabajo de lo suyo, un empleo cualificado. Lo más coún es empezar con un sistema de prácticas o beca para después ir progresando. En algunos de estos casos, si todo  ha ido bien, la empresa acaba haciendo la 'sponsor' a estos estudiantes si ellos realmente valen la pena. Ésta es una de las diferencias laborales de Australia con otros lugares del mundo (además del salario), en las antípodas si tus jefes ven que vales, no te dejarán escapar y apostarán por ti. PROS: Mejores salarios que los trabajos no cualificados. Un trabajo cualificado al otro lado del mundo te abre todas las puertas posibles. CONTRAS: Se exigirá buen nivel de inglés para entrar y también empezar con un sistema de prácticas o beca; después se puede ir progresando hasta conseguir un puesto decente.