Go Study Australia

No será que no llevamos años y años contándote que Australia es un país ideal en muchos sentidos… No solo por su naturaleza impresionante y por la posibilidad de vivir allí algo alucinante, también por el civismo, cercanía y honradez de sus gentes! Todo el que haya estado allí tiene una buena opinión de la gente local, que se toma la vida con mucha filosofía y lejos de los estreses devoradores de personas de las grandes ciudades occidentales. Australia es otro rollo!!

«Now worries, mate!« es el lema de los australianos para todo. Algo así como «no te estreses, no hay problema, compi». 😉 Así que te puedes hacer una idea de lo bien que se toman ellos su día a día. Fuera preocupaciones.

Como te decimos, Australia es un lugar top en calidad humana y la gente es muy hospitalaria con los estudiantes y viajeros llegados de otros lugares del mundo. Pero no solo con los jóvenes llegados del extranjero, ese lado humano que carazteriza a los australianos también se da con la propia gente de allí. Una prueba más de ello es que en las últimas semanas, según pudo publicar el diario Brisbane Times, ha empezado a funcionar en Australia una iniciativa para que la gente sin hogar pueda descansar lejos de las calles!

La iniciativa, promovida por Norman McGillivray, cuyo padre murió viviendo en la calle, se llama BedDown y hace posible que la gente sin hogar pueda pasar la noche en una cama y en un lugar cubierto.

Empieza en Brisbane

BedDown descubrió que en Australia hay más de 200.000 aparcamientos vacíos durante más de 12 horas seguidas y que esas plazas casi siempre quedan vacías por la noche. Entonces, la iniciativa ha conseguido utilizar la geolocalización para que las personas sin hogar puedan dormir en esos aparcamientos desocupados, de una manera más segura y cómoda. Y se les habilitan camas para que puedan descansar mejor!

Nos encantan iniciativas como esta y no nos extraña (nada de nada!) que se produzcan en Australia, un lugar donde la gente local recibe a todo el mundo con los brazos abiertos.

El proyecto ha empezado a funcionar en la ciudad de Brisbane y si funciona (cruzamos los dedos!) se llevará también a Sydney y Melbourne.

Ideas y acciones como esta de BedDown merece nuestro aplauso, admiración e imitación en la medida de lo posible. Bravo, Australia!!