Go Study Australia
Buscar piso en una ciudad grande siempre es una odisea. Pero si a eso le añades tener que buscar alojamiento en un país extranjero, en inglés y sin conocer los truquillos de los que viven allí, la cosa se complica más aún. Por eso te vamos a dar varios consejos que te serán muy útiles cuando tengas que buscar un piso o una habitación de alquiler donde quedarte y vivir a gusto.

1. Pregunta a tus conocidos y revisa las webs de anuncios

Los mejores chollos nunca duran mucho, y los que primero se enteran siempre son los conocidos del que lo alquila. Cuando estés en proceso de búsqueda de alojamiento, ¡cuéntaselo a todo el que puedas! Nunca se sabe dónde estará el hogar de tus sueños. Las principales páginas de anuncios de pisos de alquiler son gumtree y flatmates.com, easyroommate. Chequea también las páginas de Facebook de alojamiento de cada ciudad. Revisa que el anuncio siempre tenga fotos de las habitaciones y del resto de la casa (y que parezcan realistas); que esté reflejado de forma clara el precio del alquiler (y si es por semana, quincenal o mensual) y de la fianza; que sepas si los gastos (electricidad, gas, agua...) están o no incluidos en el precio. Y si hay algún dato de los compañeros de piso, mejor que mejor. Además de un piso acogedor, querrás unos compañeros de piso majos y amables.

2. Si un piso tiene buena pinta, no digas que no a una 'inspection'

Una visita a un piso en inglés es una 'inspection'. Si ves un piso que tiene buena pinta y te dan la opción de ir a verlo a una hora que no te viene especialmente bien, busca la manera de adaptarte. La demanda de alquiler de habitaciones en pisos de estudiantes o gente joven es altísima. Ellos saben que si no te la quedas tú se la quedará otro, así que sé rápido y encantador. Normalmente son los propios compañeros de piso los que enseñan la vivienda (si lo que buscas es una habitación en piso compartido) y eligen al nuevo compañero.

3. Que no te tomen el pelo

No pagues nada antes de ver la habitación/piso/casa. Como en cualquier país, hay una legislación sobre los arrendamientos. Lo legal es que exista un contrato de alquiler. Entérate bien de lo que es tu responsabilidad y de lo que es responsabilidad del casero: desperfectos, electrodomésticos que se rompen o fallan, averías, etc. Y asegúrate de que en el momento de decir que sí a un alojamiento, has visto que todo funcione bien (ya sabemos que a veces las cosas no se ven así como así, pero inténtalo): presión del agua de la ducha, grietas en las paredes, roturas... y que no te puedan achacar a ti un desperfecto que no has causado (lo que puede ser motivo de que no te devuelvan la fianza!).

4. Busca un barrio que te encante

Serás mucho más feliz en tu día a día si el barrio donde vives tiene todo lo que necesitas. Para cada persona las prioridades son distintas, pero en general, busca que haya un supermercado cerca, farmacia, alguna cafetería, que esté céntrico o cerca de algún transporte que te venga bien... y que el ambiente del barrio te guste. En Australia hay muchas opciones de casas o pisos. Más abajo te mencionaremos varios barrios de distintas ciudades de Australia para que te inspires ;)

5. Ojo con los compañeros de piso

Cuando buscas alojamiento, aunque sea para unos meses, buscas un hogar. Y tener un compañero de piso que convierta tu hogar en una pocilga o con el que no encajes en nada puede convertirse en un infierno. Piensa en tus necesidades y prioridades: si quieres una casa más o menos estricta con la limpieza; si quieres vivir con gente que sea más sociable y hagan vida en común o que vayan totalmente a su bola; si quieres vivir con australianos, con españoles o con otros estudiantes internacionales (ten en cuenta que si vives con españoles es muy probable que tu inglés no avance tanto como podría); y en definitiva, busca gente con la que congenies más o menos. No tienen por qué convertirse en tus amigos (quizás sí!) pero al menos que haya cierta armonía.

6. Compartir habitación o no

Esto es algo que debes valorar. En algunas ciudades de Australia, principalmente en Sydney y Melbourne es bastante común compartir habitación debido a los precios del alojamiento. Cuanto más cerca del centro vivas, más caro será. Echa cuentas y decide cuál es la mejor opción para ti. Normalmente la diferencia entre compartir habitación y no, son unos 100 dólares australianos. Si decides compartir habitación, mucho más ojo con quién lo haces: horarios de cada uno, limpieza, orden...

7. Cosas que necesitarás y dónde encontrarlas

Cuando entres en una habitación, aunque esté amueblada, es muy probable que tengas que hacerte con sábanas, toallas, edredón, almohada, etc. Como en todos los países, hay mil sitios donde puedes encontrarlo, pero hay un par de tiendas en Australia con precios muy económicos para estas cosas que te solucionarán fácilmente la papeleta. Recomendamos que eches un ojo a Kmart y Target. Los hay en muchos centros comerciales.

8. Respeta y te respetarán

Si es tu primera vez compartiendo piso, tranquilo. Todos hemos pasado por ello. Independientemente de la cultura y el país, ya sea en Australia, en España o en cualquier lugar, la máxima para convivir siempre es la misma: respeta y te respetarán. Respetar los espacios y cosas de cada uno, el descanso de los demás y no ser un desastre te ahorrará broncas y disgustos. En definitiva, empatía. Por último te hacemos un recorrido por algunos de los barrios de las principales ciudades de Australia para que te hagas una idea: Sydney:  El CBD es el corazón de la ciudad. Si te gustan las multitudes y vivir en el centro neurálgico de todo, es tu sitio. Aunque prepara el bolsillo. Es de las zonas más caras junto con Bondi, la playa más famosa de la ciudad. Si te gusta la playa pero buscas un sitio más tranquilo, echa un ojo a Coogee y a Manly (tendrás que coger el ferry a diario y disfrutar de sus preciosas vistas). Si lo tuyo es la vida alternativa y más relajada, visita Newtown y Surry Hills. Si quieres un sitio céntrico pero no en el medio de la locura, Pyrmont o Glebe son barrios con encanto. Melbourne: 
North Melbourne y South Melbourne son muy buenas zonas para vivir (aunque un poquito caras). Otras recomendaciones: Carlton (muy cerca de la ciudad), St. Kilda, Brunswick, y South bank.
Brisbane:  Algunas de las zonas más elegidas por los estudiantes, por cercanía a las escuelas y no ser excesivamente caras son: West-end, Spring Hill y New Farm. Como en todas las ciudades, el CBD será más caro. Gold Coast: Chevron Island es una isla muy bien ubicada a la que se accede por un puente desde el centro de la ciudad. Main Beach es un barrio muy australiano lleno de casitas bajas con mucho encanto. Cerca de la playa y de la zonas de las escuelas. Broad Beach está un poco más alejado de todo, algo más barato, pero ideal para quien quiera estar más cerca de las playas famosas de Gold Coast (pero lejos de las escuelas). Perth: No es nada caro en general (un 40% menos aprox. comparado con la costa este), pero debes buscar una zona cercana a alguna estación de tren (la ciudad no está tan bien comunicada como Sydney o Melbourne). Céntrico: CBD y Northbridge (fácil encontrar pisos para compartir aunque más concurridas). Zonas con buen precio: Mount Lawley, South Perth, Subiaco, Leederville. Zonas de playa: City Beach, Floreat, Cottesloe. Scarborough (ten en cuenta que está lejos de la ciudad).

Y si necesitas alojamiento para los primeros días o no te quieres complicar la vida buscando piso, ¡¡te podemos encontrar una residencia de estudiantes!! Contacta con Go Study para que te ayudemos gratuitamente con el alojamiento.