Go Study Australia
Australian outback road sign "drive on left in australia" as a reminder for overseas tourists about road safety on Great Ocean Road ¿Vives, estudias y trabajas en Australia y tienes planeado un viaje en coche por este apasionante país? Sabes que una de las mejores maneras de viajar y conocer Australia es viajando en coche o una Van, teniendo la libertad de parar cuando y donde quieras, descubriendo cada rincón secreto. Debes de tener en cuenta que en el país de los canguros se conduce por la izquierda, el lado contrario que los países europeos, pero no te preocupes, en seguida te acostumbrarás. Para ello, te dejamos diez consejos para que te resulte más sencillo conducir por el lado izquierdo en las carreteras australianas. 👉🏄‍♀️ (SI QUIERES IR A AUSTRALIA, ESCRÍBENOS Y TE LO CONTAMOS TODO SOBRE TU AVENTURA EN LAS ANTÍPODAS) Australian road sign with arrows and drive on left message to remind tourists about road safety on Great Ocean Road, Victoria 1. INFÓRMATE ANTES DE CONDUCIR Una forma de conducir más tranquilo es estar bien preparado e informado, por ello antes de salir a la carretera, busca información sobre las normas de circulación en Australia. Así aprenderás cosas sobre la señalización en Australia, maniobras que quizá allí sí estén permitidas y en tu país no (o viceversa), límites de velocidad, tipos de carreteras, etc. 2. PIERDE EL MIEDO Si estás acostumbrado a conducir en España, conducir por la izquierda los primeros minutos te va a sacar de tu zona de confort. Pero no temas. No es tan difícil como parece y la manera de conducir que tienen los australianos es muy civilizada por lo que todo debería ir sobre ruedas. Relájate y céntrate. 3. CONOCE EL COCHE Te recomendamos que antes de salir del parking te familiarices un poco con el entorno del coche que vas a conducir. El volante está a la derecha, pero la palanca de cambio de marchas a la izquierda (con el mismo recorrido que un coche normal) y los pedales están en el mismo órden. Descubre dónde están todas las cosas (las luces, la ventilación, los limpiaparabrisas…) porque así luego te será más fácil localizarlos sobre la marcha. Y, sobre todo, practica con el cambio de marchas, porque luego lo agradecerás. 4. CONDUCE SIN PRISAS Lo más importante de cualquier desplazamiento por carretera, independientemente del lado de la calzada por el que conduzcas, es llegar bien a tu destino. Nunca lo olvides. Si no estás habituado a conducir por la izquierda, simplemente hazlo con mucho más cuidado y sin ninguna prisa. 5. MANTENTE SIEMPRE A LA IZQUIERDA En los sitios más turísticos habrá señales que te lo recuerden pero siempre mantente a la izquierda. En los primeros momentos, se suele recomenar siempre que sea posible seguir al coche que va delante. Luego te acostumbras a ver venir siempre los coches por el carril de la derecha. Presta mucha atención, no te despistes y recuerda que tu carril va a ser siempre el de la izquierda. 6. COMIENZA TU VIAJE EN ZONAS RURALES Para una primera toma de contacto, no te conviene tener que conducir por la izquierda en las arterias congestionadas de grandes ciudades como Sydney. Lo ideal es que tus primeros kilómetros al volante sean por carreteras rodeadas de paisajes rurales. 7. NO TE ESTRESES Es más fácil decirlo que hacerlo pero con un poco de paciencia y relajación tendrías que conducir con una cierta soltura en tan sólo un par de días. 8. DEJA PASAR Y SÉ AGRADECIDO Recuerda que eres un novato al volante, ya que conducir por la izquierda es algo nuevo para ti y estás conduciendo en el extranjero en unas condiciones que no dominas. Si conducir por la izquierda te hace ir algo más lento, facilita el adelantamiento a los otros coches. 9. EVITA CONDUCIR EN LAS GRANDES CIUDADES A nadie le gusta conducir por grandes ciudades llenas de coches o atascos. Si, además, no estás habituado a conducir por la izquierda, el estrés se puede convertir en un problema mayor. Si tu ruta te marca una gran ciudad, recuerda que las arterias de circunvalación pueden ser una buena opción. 10. DISFRUTA DE TU VIAJE Por último, disfruta de tu viaje y recuerda que, como todo, conducir por la izquierda, necesita un proceso de adaptación. Pero te garantizamos que es muchísimo más fácil de lo que parece, cuando menos te lo esperes lo tendrás 100% controlado.