Aprende más acerca de Australia:

Vivir en Australia

Australia es el país perfecto para quienes les gusta disfrutar de la vida pero, al mismo tiempo, quieren vivir en un país moderno y eficiente. Aunque es conocido por tener un estilo de vida relajado, este país combina la eficiencia y rigurosidad de los países del norte de Europa, con el espíritu alegre y el bienestar que ofrecen los países del sur. Las principales ciudades cuentan con todo tipo de servicios, oportunidades de empleo y actividades de ocio en un entorno tranquilo y bastante espacioso (la densidad de población no es una locura ni en las ciudades grandes). Además, los pueblos y ciudades a menudo están rodeados de la imponente naturaleza australiana: playas increíbles, el océano al alcance de la mano y un montón de espacios y paisajes que hacen de Australia otro mundo por descubrir.

En resumen, Australia es el país donde gente de todo el mundo puede disfrutar la experiencia de vivir en una nación moderna, sin una gran historia pero que definitivamente cuenta con un futuro prometedor.

Un país desarrollado

La economía australiana ha experimentado 26 años consecutivos de crecimiento ininterrumpido, lo que la convierte en uno de los mayores logros de la economía mundial de los últimos 50 años. La gran mayoría de la población pertenece a la clase media, y gracias a una cultura de trabajo variada, existen muchas oportunidades de trabajo que están al alcance de todos.

En este contexto, también se apuesta por los trabajadores extranjeros; tanto es así que 1 de cada 3 empleados no ha nacido en Australia. Además, la tasa de desempleo es muy baja: en algunas ciudades, la tasa de desempleo de jóvenes y estudiantes internacionales es cero, ya que nunca faltan ofertas de empleo temporal.

Los españoles tienen cierto atractivo a los ojos de los australianos: ¡el encanto Made in Spain en el mercado laboral es un hecho! Actualmente, hay una gran cantidad de españoles trabajando en el sector de la hostelería y, por lo general, disfrutan de una buena reputación (y buen sueldo) entre los empleadores australianos.

“No worries mate”- El estilo de vida australiano

Australia es el cuarto país más feliz del planeta: su estilo de vida es uno de los más conocidos y envidiados del mundo ya que se relaciona con una vida sin preocupaciones. Al contrario que en otros países, en Australia no existe ese ritmo acelerado típico de las grandes ciudades occidentales, sino que ofrece un perfecto equilibrio entre trabajo, familia y ocio (tiempo libre) que te permite aprovechar la mayor parte del día. Tanto si quieres hacer una barbacoa con amigos como surfear, ¡la forma de vida australiana no defrauda!

Desgraciadamente, este estilo de vida también tiene un enorme efecto secundario: es adictivo. Una vez probéis la mentalidad de Down Under (así llaman los australianos a estar tan alejados de todo geográficamente), ¡no querréis deshaceros de ella!

Espíritu multicultural

Australia es un país increíblemente multicultural. Tanto es así que su población ha aumentado en los últimos dos siglos gracias a la inmigración. Hay extranjeros procedentes de todas partes del mundo: una de cada cuatro personas no es de origen australiano.

De este modo, ser extranjero en Australia no significa estar aislado de la sociedad, ya que en este país la diversidad se considera un punto fuerte. Esto supone una clara ventaja: si tienes buena actitud, eres positivo y hablas bien inglés (¡no necesitas hablarlo perfectamente!), vas a encontrar oportunidades de trabajo probablemente mucho mejores que las que ofrece tu país. Y los sueldos son muy superiores a lo que hay en España.

Inglés y formación de calidad: una combinación perfecta

La educación de calidad combinada con un clima fantástico, playas de ensueño, un estilo de vida conocido en todo el mundo y la posibilidad de viajar y conocer muchos lugares hacen de Australia el segundo destino más demandado por los estudiantes internacionales.

Este país cuenta con numerosas universidades de prestigio, 7 de las cuales están entre las 100 mejores a nivel mundial. La calidad educativa es excepcional tanto en los cursos de inglés como en los programas de formación especializada o universitaria.

Además, al ser un país de habla inglesa, es un destino perfecto para aquellos que quieran aprender o mejorar el idioma.

En definitiva, no es de extrañar que en este país el sector educativo sea uno de los cinco con mayor crecimiento, todo gracias a la atención prestada por el gobierno australiano y las ayudas que se ofrecen a los estudiantes internacionales.